Noticias

El Consumo de drogas en la mujer

23 Agosto 20161
Vive Sin Drogas

Tradicionalmente los estudios epidemiológicos han mostrado una prevalencia mayor en el uso de sustancia adictivas entre los hombres, pero encuestas epidemiológicas recientes reflejan un aumento en el uso de estas sustancias entre las mujeres, particularmente entre las adolescentes y las adultas jóvenes. Los resultados de las últimas encuestas sobre consumo de drogas en población general y en escolares, así lo indican. Ha aumentado el consumo experimental y continuado de cannabis entre las mujeres en todos los grupos de edad, aumento especialmente significativo en el grupo de edad 12-18 años. Los mismos datos que para el cannabis se obtienen para el consumo de éxtasis. Mientras que los hombres han reducido el consumo de cocaína, las mujeres lo han aumentado, y el grupo de edad 12-18 años presenta una prevalencia mayor que los hombres. Se detecta mayor consumo de psicofármacos en mujeres. Este incremento se debe en gran medida a que durante las últimas dos décadas ha habido una mayor aceptabilidad social hacia el consumo de alcohol, tabaco y otras sustancias adictivas por parte de las mujeres.

Muchas mujeres que usan drogas han presentado en su historia de vida graves problemas psicosociales. La investigación indica que hasta un 70% de las mujeres que informan haber abusado de drogas, también declaran antecedentes de maltrato físico y sexual. También hay datos que señalan que existen más posibilidades de historia de alcoholismo y dependencia a drogas en los padres. Otros problemas de salud se presentan con mayor frecuencia y severidad, así como con un curso acelerado, lo que complica todavía más el consumo de sustancias adictivas (infección por el virus de la inmunodeficiencia humana, hepatitis, osteoporosis, algunas formas de cáncer, etc).

Algunos estudios sugieren que después del uso experimental de drogas, la mujer puede desarrollar dependencia más rápidamente que el hombre a algunas sustancias. Cuando la mujer comienza a recibir tratamiento puede presentar una severidad adictiva mayor que el hombre y, requerir necesidades diferentes de tratamiento.

En el desarrollo y mantenimiento del proceso adictivo existen diferencias claramente delimitadas entre hombres y mujeres. Entre las variables diferenciales que se han mencionado destacan: redes sociofamiliares diferentes, mayor vulnerabilidad biológica (más lesiones y progreso más rápido, más efectos tóxicos con dosis menores, más historia familiar de abuso); mayor vulnerabilidad psicosocial (parejas con trastornos por abuso de sustancias, mayor prevalencia de psicopatología, más acontecimientos vitales estresantes inlcuyendo abuso sexual, malos tratos en la infancia y en la adolescencia, disfunciones sexuales, etc); más consecuencias sociales (no aceptación social, soledad, complicaciones sociolaborales, pérdida de apoyo social inlcuyendo divorcios y separaciones, marginación); y más consecuencias psicológicas (depresión, más tentativas suicidas, más suicidios, más ansiedad, mayor deterioro cognitivo).

La adicción a drogas es un grave problema de salud, crónico y recurrente tanto para hombres como para mujeres, pero entre las mujeres el abuso y la dependencia a drogas puede presentar problemas diferentes y requerir distintas intervenciones en los tratamientos. Hay también diferencias entre hombres y mujeres que se encuentran en tratamiento

Publicado en: Drogas, Mujer, General, Noticias

Consumo de marihuana en la adolescencia

18 JAN 20142

La palabra marihuana se usa para describir las flores secas, semillas y hojas de la planta de cáñamo índico. En la calle, es conocida por muchos otros nombres, tales como: cáñamo, churro, doña juana, hachís, hierba, mary jane, mafú, mari, juana, maría, monte, mota, pasto, porro, THC y yerba.

La marihuana es la droga ilegal que más se consume en el mundo. Una encuesta hecha en 2007 encontró que 14.4 millones de individuos sólo en los EE.UU. habían fumado marihuana al menos una vez durante el mes previo a la fecha de la encuesta.

Cuando una persona fuma marihuana, normalmente siente sus efectos en minutos. Las sensaciones inmediatas son: incremento del ritmo cardíaco, disminución de la coordinación y equilibrio, un estado mental irreal de “ensueño” y alcanzan su clímax dentro de los primeros 30 minutos. Estos efectos a corto plazo desaparecen normalmente en dos o tres horas, pero podrán permanecer más tiempo, dependiendo de la cantidad ingerida por el consumidor, la potencia del THC y la presencia de otras drogas introducidas en la mezcla.

Las consecuencias mentales del uso de la marihuana son igualmente graves. Los fumadores de marihuana tienen una memoria y aptitud mental más pobres que los no fumadores. Animales a los que les fue suministrada marihuana por parte de investigadores llegaron a sufrir incluso daños estructurales en el cerebro.

Publicado en: Drogas, Mujer, General, Noticias
Todos los Derechos Reservados ©2016   |   Mi Nuevo Hogar - Centro Terapeútico - Adicciones Adolescentes Mujeres   |   FD Concepto ©2016